Síndrome visual informático

sindrome visual informático

Solamente hace un siglo, dentro de la evolución del ser humano, la gran mayoría de las personas, realizaban trabajos de lejos, al aire libre, de modo que sus ojos estaban relajados casi todo el día.

Hoy en día, nuestros trabajos, el día a día, y nuestras curiosidades giran en torno a una pantalla, ya sea de móvil, tablets u ordenador.

¿Están preparados nuestros ojos para tanto uso de las pantallas? Algunos estudios demuestran que entre el 50% hasta el 90% de las personas que exponen sus ojos a una pantalla más de 3 horas al día tienen molestias visuales.

¿Qué sensaciones experimentan tus ojos cuando están delante de una pantalla? Estudios revelan que solo 1 de cada 3 no tienen  molestias

Las personas menores de 30 años destinan 10,5h al día delante de las pantallas,  5,3h con ordenador/3,6h con móvil, 8 de cada 10 presentan molestias  Las personas entre 30 y 60 destinan 9h al día delante de las pantallas, 4h con ordenador/1,6h con móvil, 2 de cada 3 presentan molestias. Y por último las personas mayores de 60, unas 4 horas diarias delante de la pantalla, siendo la mitad las que perciben molestias.

El 70% de los usuarios afirman tener uno o más símtomas visuales que les dificulta la visión.

Quizás no sea posible evitar el desarrollo del SVI debido a nuestro estilo de vida, que ha creado la evolución tecnológica, pero sí podemos reducir su impacto.

Las CAUSAS principales de estos síntomas relacionados con el uso de las pantallas son:

  • Falta de corrección: por pequeña que sea sobretodo en hipermetropía, astigmatismos o anisometropías.
  • Diseño del sistema corrector: la gafa o lente de contacto no tiene la potencia o diseños correctos y no responden a las condiciones de trabajo requeridas (gafa de lectura para ordenador o un progresivo mal centrado)
  • Distancia;

– Con el ordenador de mesa si lo utilizamos a una distancia menor de 60 cm. exponemos al ojo a una fuente de luz y radiaciones que afectan a la retina provocando fatiga ocular en exposiciones mayores a 2 horas. Además nuestras pupilas sufren cambios constantes en su diámetro y tenemos fluctuaciones en el enfoque.

– Con los móviles al ser una pantalla de dimensiones mas pequeñas producimos un acercamiento involuntario que provoca una mayor acomodación y convergencia que deriva en una mayor fatiga.

  • Iluminación: la presencia de brillos y reflejos en la pantalla del ordenador provocan estrés visual.
  • Trabajar en ambientes oscuros provoca que el nivel de estrés acomodativo aumente  y el contraste con la iluminación de las pantallas es mayor.
  • Frecuencia del parpadeo: de forma natural nuestros ojos parpadean unas 18 veces por minuto, pero cuando estamos concentrados fijando una pantalla se reduce asta 5 parpadeos por minuto, lo que provoca sequedad ocular, que se agrava en el caso de usar lentes de contacto y en ambientes con aire acondicionado o calefacción.
  • Postura: mantener la espalda recta, la altura de la mesa, la posición del monitor, tipo de silla, ect.

Las SOLUCIONES que deberíamos considerar y tener en cuenta, tanto si tenemos molestias oculares como si no, serían las siguientes:

  • Regla del 20-20-20: se trata de apartar la mirada de la pantalla cada 20 minutos durante 20 segundos y enfocando como mínimo a 20 pies (6 metros). De esta forma flexibilizamos los músculos ciliares y preparamos al cristalino para una larga exposición a la acomodación y convergencia durante otros 20 minutos.
  • Iluminación: situar las pantallas eliminando brillos y reflejos y trabajar siempre con luz ambiental. Tenemos que comprobar con la pantalla apagada que no aparecen puntos brillantes o imágenes reflejadas sobre el fondo negro.
  • Reducir el brillo de la pantalla.
  • Filtros absorventes sobre pantallas: absorben la radiación de las pantallas LED, permiten una visión mas cómoda y mejoran el contraste de la imagen.
  • Asiento y mesa: la silla debe ser cómoda, acolchada y ajustada al cuerpo. Los pies deben descansar en el suelo. Los brazos deben formar 90º con la mesa y las muñecas no tienen que reposar en el teclado.
  • Posición pantallas: distancia al móvil 30-35 cm, a la tablet 40 cm, pantalla ordenador 50 a 70 cm dependiendo de sus dimensiones. El extremo superior del monitor debe situarse en el eje visual, ya que tendremos más confort al mirar la pantalla a unos 15-20º para facilitar la convergencia y la acomodación.
  • Parpadeo voluntario: para evitar la sequedad Deberemos parpadear conscientemente (una media de 10 parpadeos) y cerrar los ojos 20 segundos cada cierto tiempo, podemos colocar un objeto cerca que nos los haga recordar. Evitar el uso de lentes de contacto y los ambientes secos producidos por aires acondicionados o calefacción y las corrientes de aire.
  • Ocio al aire libre: no solo usamos las pantallas para temas laborales sino también para nuestro ocio, debemos intentar realizar mas deporte y actividades al aire libre para descansar y evitar que siga la fatiga visual.

Tras el uso del tiempo, si persisten molestias, sería conveniente acudir al óptico optometrista para una evaluación de la función visual.

 

 

Carmen Bilbao Porta, DOO. Policlínica Alto Aragon (Huesca)

Vicepresidenta AEOPTOMETRISTAS

Asociada 136

 

David Megias LLanos, DOO. Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona)

Asociado 695