El 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, El daños a la salud visual causados por el tabaquismo | Optometristas.org
Asociación Española de Optometristas Unidos

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, El daños a la salud visual causados por el tabaquismo

tabaquismo-saños-salud

Casi 6 millones de personas mueren anualmente en el mundo a causa del tabaquismo, y la cifra va en aumento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1987 celebra cada 31 de mayo el Día Mundial sin Tabaco, con el fin de concientizar y reducir el consumo de tabaco.

El tabaquismo es la adicción a la nicotina que contiene el tabaco, y contribuye al desarrollo de más de 25 patologías con alto riesgo de mortalidad. Estas van desde enfermedades cardiovasculares, respiratorias, procesos tumorales e inclusive afecta la salud visual del fumador.

Es por ello que cada año la OMS junto a sus asociados mundiales organizan campañas para crear concienciar sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, esto con el fin de persuadir a las personas a dejar de fumar.

El Tabaquismo causa daños en la Salud Visual

 

Daños a la salud visual causados por el tabaquismo

 

Cigarrillos, Fumar, Ceniza, Tabaco

 

Aproximadamente 933 millones de personas fuman diariamente en todo el mundo. Datos de la OMS demuestran que en muchos casos los fumadores no personas conocen los riesgos específicos para la salud que ocasiona el consumo de tabaco. Tal es caso de los daños y el deterioro que fumar causa a la salud visual.

Una de las patologías visuales comúnmente desarrolladas por el tabaquismo es la degeneración de la mácula. Se trata de un trastorno degenerativo y progresivo que afecta la parte central de la retina, por lo que disminuye la capacidad para leer, conducir y reconocer caras de quien la padece. Esta enfermedad es la principal causa de cegueras en personas mayores.  

 

Enfermedades visuales asociadas al tabaquismo

hombre persona rojo color humano azul cerca labio arruga ceja boca pestaña de cerca cuerpo humano cara nariz mejilla iris ojo cabeza piel Organo pestañas Fotografía macro frente extensiones de pestañas

 

Durante años se han estudiado cuáles son las enfermedades visuales asociadas al tabaquismo, sin embargo, la población desconoce de estas afecciones oftalmológicas que causa el tabaco. Según un artículo publicado en la Revista Cubana de Oftalmología, fumar aumenta el riesgo de padecer y acelera la progresión tanto del glaucoma como de catarata, retinopatía diabética e hipertensiva.

  • Glaucoma: Es el daño que sufre el nervio óptico por la degradación y muerte de las células que lo conforman. Es común que la pérdida de visión, por esta patología no se note, sino hasta que se produce una gran cantidad de daño a los nervios. En el estudio publicado por la Revista Cubana de Oftalmología, se encontró que aquellas personas que consumen mas de 20 cigarrillos al día son propensas a sufrir de esta afección visual.

  • Catarata: Esta enfermedad visual es la principal causa de ceguera en el mundo, y consiste en la opacidad del lente natural del ojo, lo que causa que el paciente tenga una visión borrosa. El estudio publicado por la Revista Cubana de Oftalmología plantea que aquellas personas fumadoras de 15 cigarrillos por día, tienen un 21 % más de probabilidad de padecer catarata que los no fumadores.

  • Retinopatía hipertensiva: Es una enfermedad visual asociada a la hipertensión y se caracteriza por causar alteraciones en la retina del paciente. Las personas fumadoras son propensas a sufrir cambios en su presión arterial, por consecuente tienen una alta probabilidad de padecer de esta patología visual.  

  • Retinopatía diabética: Esta es una enfermedad afección propia de los pacientes diabéticos. Y ocurre cuando se dañan los vasos sanguíneos de la retina causando una visión borrosa o distorsionada, inclusive puede provocar ceguera. Los fumadores que son diabéticos corren el riesgo de sufrir esta patología.

Las enfermedades visuales asociadas al tabaquismo, ocurren debido a que las toxinas del tabaco disminuyen el flujo sanguíneo y en ocasiones ayudan a la formación de coágulos dentro de los capilares oculares, esto reduce los niveles de nutrientes vitales para la salud ocular.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista Australiana de Medicina, se tomó como muestra a 101 participantes: 51 fumadores y 50 no fumadores y se concluyó que fumar causa inestabilidad de la película lagrimal y conduce a una disminución del tiempo de ruptura de la película lagrimal, además también una baja de la sensibilidad de la córnea y la conjuntiva y un aumento de la tinción de los puntos superficiales.

Estas inestabilidad causada con respecto al  lagrimal y la córnea, permiten que el fumador desarrolle  el síndrome del ojo seco. Esta afección se caracteriza por no haber suficientes lágrimas para humectar los ojos y mantenerlo protegido y sano. En fumadores esta enfermedad es desarrollada a causa del humo del tabaco, ya que este irrita y seca los ojos.

Dejar de Fumar

Para No Fumadores, Caja Del Cigarrillo, Cigarrillos

 

La primera recomendación de los profesionales para cuidar la salud visual es, dejar el tabaquismo. Puesto que tanto las toxinas provenientes del tabaco como el humo que este genera son dañinos en todos los aspectos para nuestra salud.

En el proceso que deben seguir los pacientes del tabaquismo, se debe incluir un tratamiento farmacológico para tratar la dependencia a la nicotina. Además, es conveniente la asistencia terapéutica, para animarle y ayudarle a dejar de fumar. El papel que toman los familiares también es muy significativo, ya que su apoyo al fumador es de vital para la salud psicológica del paciente.

Los síntomas más comunes que sufre la persona durante el proceso de dejar de fumar  son:

  • Ansiedad

  • Depresión

  • Somnolencia o problemas para dormir

  • Malos sueños y pesadillas

  • Sentir tensión, inquietud o frustración

  • Dolores de cabeza

  • Incremento del apetito y aumento de peso

  • Dificultad para concentrarse

De igual manera, es recomendable a las personas que están dejando el tabaquismo, hacerse un control médico, esto con la finalidad de examinar como está funcionando su organismo. Asimismo, debe evaluar su salud visual para revisar cualquier daño que pudo haber causado el tabaquismo con respecto a su visión.

La importancia de los controles médicos rutinarios en exfumadores, es porque si bien la posibilidad a sufrir enfermedades asociadas al tabaquismo disminuye, el daño causado por las toxinas y el humo al organismo permanece. Como ejemplo de esto investigaciones han arrojado que aunque se abandone el hábito de fumar durante más de 20 años, aun se tiene un 21 % más de probabilidad de padecer catarata que los no fumadores.

 

Bibliografia:

 

Dr. Ahmad Zaben Msc, PhD,

Asociado 36

¿Te ha resultado interesante? (valora de 1 a 5 estrellas): 
5
Valoración media: 5 (4 votos )